Desarrollo Empresarial, Edición 34

Espíritu Emprendedor en las Organizaciones

Por: Imanol Belausteguigoitia

El tema sobre emprendedores (Entrepreneurship) ha tenido un desarrollo importante en las últimas cuatro décadas. Inició enfocado en la creación de nuevas empresas y desde los años noventa se ha extendido hacia las organizaciones existentes. Las investigaciones sobre este tema son abundantes y han permitido contestar algunas preguntas sobre el proceso emprendedor. Uno de los hallazgos sobre esta materia es que una motivación trascendente para el emprendedor al iniciar un negocio es el deseo de independencia, variable que se relaciona con otras como el compromiso y esfuerzo (Belausteguigoitia y Portillo, 2003). Al emprender se desea mejorar los ingresos, proveer a la familia, etcétera, pero destaca la idea de construir un futuro vinculado a la propia iniciativa, sin la necesidad de seguir unido a la organización que genera el empleo. Ahora, aquellas organizaciones que permiten el desarrollo del espíritu emprendedor de sus colaboradores y que les ofrecen mayor autonomía, tendrán mayores posibilidades de retener ese talento y de aplicarlo en favor de la adecuada transformación de su empresa.

Se le ha dado el nombre de intraemprendedores a aquellos trabajadores que logran ejercer su espíritu emprendedor dentro de sus organizaciones. Ellos, sin necesidad de salir de sus empresas, experimentan un sentimiento de autonomía, propio de quienes deciden emprender al dejar su organización.

En el presente artículo se exploran, a la luz del tema de emprendedores, algunas de las complicaciones que experimentan las organizaciones en su proceso de transformación y abordaremos los cuatro dilemas que viven las empresas ante la decisión de emprender.

a)  En una organización, ¿qué debe cambiar y qué permanecer?
b)  Implementación de cambios incrementales contra cambios radicales
c)  Administradores contra intraemprendedores
d)  La necesidad de logro contra el temor al fracaso

En una Organización, ¿Qué Debe Cambiar y Qué Permanecer?

Los miembros de organizaciones suelen estar de acuerdo en que, para lograr el éxito en el largo plazo, éstas deben evolucionar, lo que inevitablemente implica cambiar. Se dice que el hombre es un animal de costumbres y que no acepta los cambios con facilidad, aunque en teoría pueda considerar la necesidad de hacerlo. Por otro lado, se suele tener claro que hay cuestiones que deben permanecer, como es el caso de algunos valores, principios y conductas, que en muchas empresas los han acompañado desde su creación.

Este dilema consiste en que no está claro lo que debe permanecer y lo que debe cambiar en una organización. Será muy útil llevar a cabo diversos ejercicios para aclarar el rumbo que debe seguir la firma, fijar objetivos y definir procedimientos. Después de un cuidadoso análisis y no pocas discusiones entre colaboradores, se logran unificar criterios, entre otros, los relativos a lo que debe permanecer y lo que debe cambiar.

Implementación de Cambios Incrementales o Radicales

Las organizaciones que no logran evolucionar, se paralizan y desaparecen, como el caso de los dinosaurios. El buen hacer empresarial implica una transformación constante en productos y procesos. Esta transformación se logra a través de dos tipos de cambios: a) los incrementales y b) los radicales (Leifer et al.) Los incrementales se refieren a una evolución gradual, a veces imperceptible, pero constante, que modifican ligeramente un producto, como es el caso de los “mejorados”, que realizan cambios menores en procesos de producción, sustitución de insumos, etcétera.

Los cambios radicales son aquellos que implican un giro relevante en los procesos, productos, su forma de comercializarlos u otro cambio que pueda considerarse como relevante e incluso espectacular. Implican mayores riesgos; son más impredecibles, pero si son exitosos transforman no sólo a las organizaciones que los realizan sino también a sus mercados. Las empresas requieren de ambos, aunque los radicales son los que retan más, propician desajustes y generan tensiones, pero si son los adecuados, los beneficios que propician son espectaculares.

Administradores Contra Intraemprendedores

La administración tradicional no está orientada hacia el desarrollo del espíritu emprendedor. El proceso administrativo implica fijar objetivos, planear, organizar, implementar y controlar; se considera que un buen administrador es aquella persona que logra realizar estas actividades de forma ordenada y eficaz. El administrador no destaca por su capacidad para innovar, ni para tomar riesgos. De hecho suele mostrar una aversión hacia ella, y se siente cómodo cuando los riesgos que enfrenta son bajos. El emprendedor es de naturaleza distinta y suele retar el status quo y la marcha estable de las empresas.  Para algunos investigadores en esta materia, la orientación emprendedora en una organización consta de tres componentes: a) proactividad, que se refiere a la actitud de adelantarse a los problemas futuros y que es contraria a la reactividad, que espera a que algo acontezca para actuar, b) innovación, que es la capacidad de crear productos y procesos más eficaces que los tradicionales y c) aceptación del riesgo, que es la voluntad de asumir las consecuencias ante la incertidumbre (Lumpkin y Dess, 1996). Una organización emprendedora mostrará un mayor dinamismo, creará nuevas formas de hacer las cosas y enfrentará los riesgos con buena actitud, mientras que una organización cuya naturaleza no sea emprendedora, evitará desviaciones propias de las organizaciones que emprenden. La incertidumbre que implica la innovación, donde no está claro el costo de inventar un nuevo producto, y donde las consecuencias de hacerlo son impredecibles, no será bien recibida por aquellos administradores tradicionales, por lo general adversos al riesgo y comprometidos en exceso con los presupuestos.

Una de las ideas esenciales de los intraemprendedores, es que las empresas que asumen una orientación emprendedora tienen mayores probabilidades de sobrevivir.

La Necesidad de Logro Contra el Temor al Fracaso

Algunas investigaciones indican que los emprendedores suelen mostrar una alta necesidad de logro (Bird, 1989). Esto hace que busquen retos sin cesar, que necesariamente implican riesgo. Se asume que el nivel de riesgo que enfrentan es moderado, aunque a los ojos de otros pueda parecer muy alto. Quienes emprenden no lo ven así, quizá porque tienen la confianza, el conocimiento y la actitud adecuadas para sus iniciativas.

Ahora, mientras dentro de una organización existen personas con una alta necesidad de logro, también existen otros cuyo temor al fracaso los paralizan ante la posibilidad de emprender. Me he percatado que la cultura en algunas organizaciones mexicanas está impregnada de un sentimiento de temor al fracaso. Esto propicia que no se acepten riesgos, y la simple idea de hacer las cosas de diferente manera a la tradicional sea considerada como una osadía. Ahora, si alguna iniciativa no logra los resultados esperados, aunque haya sido llevada a cabo con responsabilidad y conocimiento, puede ser que la organización castigue a quienes la llevaron a cabo. En las organizaciones en donde existe un verdadero espíritu emprendedor, los fracasos se consideran experiencias de las cuales se aprende, sin que necesariamente implique un castigo. Bajo la premisa de que hay malas decisiones que conducen a buenos resultados y buenas decisiones que conducen a malos resultados, quien valora el trabajo de quienes emprendieron, no sólo ve el resultado, sino también toma en cuenta el proceso. Al castigar el fracaso, los colaboradores de una organización saben que al fallar existen consecuencias. Esto, por un lado podría ser positivo, pero por otro, es una forma eficaz de inhibir tanto las iniciativas como el espíritu emprendedor de quienes laboran en ella.

Conclusiones

Existen dilemas que las organizaciones enfrentan ante las decisiones de cambiar, de emprender, de innovar. Brevemente se presentan conclusiones para cada uno de los dilemas presentados en este artículo:

  1. Debe buscarse un sano equilibrio entre lo que debe permanecer y lo que debe cambiar, que se facilita al realizar un cuidadoso análisis organizacional y la creación de una visión clara sobre la empresa.
  2. La estrategia empresarial debe considerar la necesidad de transformación y lograr un sano balance entre los cambios incrementales y radicales. Debe ser cuidadosa particularmente en la selección e implementación de los últimos.
  3. Las organizaciones requieren asumir una orientación emprendedora, sin descuidar el buen trabajo de contención de los administradores. Los administradores deben asumir una mayor disposición hacia la innovación y el riesgo, pero sin renunciar a sus funciones de control.
  4. El castigo al fracaso puede inhibir el espíritu emprendedor en las empresas. Es necesario desarrollar un sistema de consecuencias, pero no necesariamente un resultado inadecuado debe ser castigado. La necesidad de logro es un motor para el buen hacer, por lo que es necesario canalizarla de forma adecuada para que sea fructífera en las organizaciones.

Referencias

Belausteguigoitia, I. S. Portillo. (2003), Influence of Organizational Climate and Entrepreneurial Orientation on Commitment and effort in Latin American Firms. Frontier of Entrepreneurship Research.

Bird, B. (2000). Entrepreneurial Behavior. Estados Unidos, Scott, Foresman and Company.

Leifer, R. et al. (2000). Radical Innovation. Estados Unidos, Harvard Business School Press.

Lumpkin, G., Dess, G. “Clarifying the Entrepreneurial Orientation Construct and Linking it to Performance”. The Academy of Management Review, Vol. 21, No. 1 (enero 1996).

Más artículos Relacionados:

26 Comentarios

  1. V. Santander
    Publicado 22 de febrero, 2011 en 1:37 pm | Permalink

    Interesante el artículo, sobre todo, porque introduce el concepto de “INTROEMPRENDEDORES”, según el cual, una persona puede desarollar su espíritu emprendedor, sin necesidad de dejar la organización. Para ello, obviamente, se requiere, que la administración tradicional, la administración de la vieja escuela, se gradúe en actualización y tendencias gerenciales modernas, para que pueda explotar a las personas que se caracterizan dentro de las organizaciones de ser “introemprendedores”.
    En la administración, no hay nada ni nadie estático. El que no cambia con el cambio, el cambio lo cambia…o lo entierra….!!!!
    Hoy más que nunca, estamos llamdos a abordar con valentía y decisión los retos y cambios que nos exige el mundo moderno, no observando el presente ni lamentándose del pasado, sino teniendo visión de futuro…
    Espero los comentarios de mis alumnos del curso de GERENCIA Y TOMA DE DECISIONES DE LA UNIVERSIDAD METROPOLITANA CASTRO CARAZO DE COSTA RICA.

  2. Publicado 23 de febrero, 2011 en 10:43 am | Permalink

    Hoy en día estamos viviendo en un mundo muy competitivo, en el que no es posible quedarnos atrás en materia tecnológica y mercadológica, esto si queremos que nuestra empresa siga a flote y en la lucha.
    Los cuatro puntos que toca el artículo son muy importantes en cuanto a que:
    Es de suma importancia que cambien algunas cosas y otras permanezcan, estas decisiones las vamos a basar en los objetivos que se persiguen en la empresa, si lo que deseamos es cambiar en el ámbito operario, se cambia la forma en cómo se produce el objeto que negociamos, su empaque, etc…se busca innovar el producto; si es a nivel administrativo podemos valorar los principios, cultura y conductas de la empresa y definir si es necesario mantener los mismos, o realizar algunos cambios.
    Cuando se tiene pensado realizar cambios, debemos profundizar en los dos tipos, estudiar los incrementales; pero prestar verdadera atención a los radicales, ya que en ellos es donde sentamos la responsabilidad de tomar un riesgo importante para nuestra empresa, es de aquí que depende la buena decisión del cambio, adaptarnos a los mismos y que la empresa siga funcionando.
    Debemos ser intraemprendedores, ya que como aquí lo indica, las empresas emprendedoras tienen mayor oportunidad de supervivencia que las que no lo son. Debemos cambiar el pensamiento de los administradores que creen que manteniéndose siempre igual la empresa sigue en pie; este tipo de persona no le gusta pensar, no les gusta asumir riesgos y en el mundo de hoy, no se sobrevive con este pensamiento.

  3. Karla Soto Quirós
    Publicado 25 de febrero, 2011 en 5:50 pm | Permalink

    Me parece que es un buen artículo, que deja claro que las organizaciones deben tener un espíritu emprendedor que les permita ver más allá, haciendo un análisis de lo que debe permanecer en la organización y lo que debe cambiar para maximizar el servicio que brinda, logrando una transformación y balance entre los cambios incrementales y radicales.
    “Las organizaciones debe tener muy clara su visión para poder brindar un servicio de calidad y excelencia”

  4. Evelyn Conejo R.
    Publicado 26 de febrero, 2011 en 8:58 am | Permalink

    Me agrado mucho el artículo, ya que me di cuenta que desde hace mucho tiempo, las personas tienen ese deseo de superación y de querer salir adelante y de no quedarse a trabajar como empleados para toda su vida, no estoy diciendo que este malo, pero es mejor cuando que lucha y se sufre en carne propia lo difícil de llevar a cabo un sueño, como el que querer ser un emprendedor, ya sea por pura satisfacción personal, para sentirse bien con uno mismo, o para mejorar los ingresos, proveer a la familia sin necesidad de seguir unido a la organización que genera el empleo en ese momento. El emprendedor tiene mucho valor es una persona inteligente, decidido, seguro de él y del paso que va a dar ya que practicamente es como tirarse al agua, y lo que lo motiva es su deseo de independencia, compromiso y esfuerzo. Pero si tiene que estar muy al tanto de lo que va a realizar, cual será su actividad, debe hacer una investigación de mercado, de su producto o servicio al cuál se va a dedicar, ya que se enfrentara a un inmenso mar, a la creación de nuevas empresas más grandes o pequeñas que el, y a las organizaciones ya existentes con mucha experiencia, debe conocer que debe cambiar y que debe permancer en una empresa para sobrevivir, adémas de conocer toda la implentación de cambios incrementales o radicales, y si realmente quieren ser personas administradoras de su organización las cuales no asumen retos o ser intraemprendedores, los cuales estan dispuestos al desafio y los diversos retos que se le interpongan en su camino, los cuales tienen mayores probabilidades de sobrevivir en este mundo tan competitivo y cambiante.

  5. Luz Elena Escobar
    Publicado 26 de febrero, 2011 en 9:00 am | Permalink

    Las empresas actuales enfrentan muchos cambios como los son tecnológicos, la competencia, por lo que para permanecer en el mercado y subsistir tiene que tener en cuenta varios factores y más aun para tener éxito, tiene que adaptarse e ir cambiando, innovar ver más allá, mejorar los procesos, ver que se puede cambiar y que debe permanecer igual. Tiene que fijar objetivos que sean aplicables a corto, mediano y largo plazo y definir procedimientos.

    Muchas empresas no avancen se estancan y no crecen, esto les puede traer graves consecuencias, puede llegar a desaparecer. Pero las empresas que se arriesgan a realizar cambios pueden ir realizando los cambios en forma gradual, que sean constantes, que modifican ligeramente un producto, como es el caso de los “mejorados”.

    Una empresa que sea emprendedora tiene que tener dinamismo nuevas formas de hacer un proceso, mejorándolo, de hacer las cosas de una mejor manera, y tiene que enfrentar los desafíos con buena actitud, toda decisión se toma con un grado de incertidumbre pero parar eso existen procesos de análisis donde tienen que plantear varias alternativas para que una empresa sea eficaz y eficiente. Una empresa que no sea emprendedora no avanza, no crece.

  6. Verónica Solano-Gere
    Publicado 26 de febrero, 2011 en 12:03 pm | Permalink

    Sabes que el mercado esta en constante cambio y por ende las empresas que quieran permanecer vivas deben estar en constante cambio, de tecnologia, materias primas de mejor calidad, procesos, personal mas capacitado, etc.
    Estos cambios logran calidad en productos, ahorro en procesos etc. En el campo de la belleza las personas que trabajan en esta area constantemente tienen que estar realizando cambios y actualizaciones ya que siempre salen productos y tecnicas nuevas, cosas que el cliente siempre espera obtener.

  7. Nancy Chollette Macl
    Publicado 27 de febrero, 2011 en 11:47 am | Permalink

    El articulo me parece muy interesante y considero que sería ideal que mucho practicaramos o analizaramos las ventajas de tener a personas emprendedoras en nuestra organización, debemos recordar que los tiempos cambian muchas cosas en nuestro entorno tambien lo hacen es por ello que los administradores de las organizaciones en especial los de Costa Rica deberiamos de ver las ventajas y arriesgarnos al cambio, cambiar nuestra mentalidad de no dejar crecer a otros y es mas ver la mina de oro que tenemos en nuestro entorno y aprovecharla como lo han hecho en otros países; el potencial existe es cuestion de dejarlo fluir o salir a flote y no seguir hundiendolo, ya que en este barco el que desea sobrevivir debe estar a flote,

  8. José Mauricio Peña C
    Publicado 27 de febrero, 2011 en 8:19 pm | Permalink

    Considero que para lograr el éxito en el largo plazo las plazas deben evolucionar, cambiar. Sin embargo nadie acepta los cambios con facilidad aunque deba hacerlo. Lo que no se sabe a ciencia cierta es qué debe permanecer y qué cambiar en la organización. Considero que lo mejor que puede hacer una organización es realizar una evolución gradual, imperceptible, pero constante, que modifique ligeramente el producto. Los cambios radicales implican mayores riesgos; son más impredecibles. Aunque se requieren de ambos, los radicales son los que retan más, propician desajustes y generan tensiones, pero si son los adecuados, los beneficios que propician son espectaculares. La administración tradicional nunca estará orientada hacia el desarrollo del espíritu emprendedor porque implica fijar objetivos, planear, organizar, implementar y controlar; se considera que un buen administrador es aquella persona que logra realizar estas actividades de forma ordenada y eficaz. El administrador no destaca por su capacidad para innovar, ni para tomar riesgos. El emprendedor es de naturaleza distinta: proactivo, innovador y acepta el riesgo. La incertidumbre que implica la innovación, donde no está claro el costo de inventar un nuevo producto, y donde las consecuencias de hacerlo son impredecibles, no será bien recibida por los administradores tradicionales.

  9. Grettel Morales P.
    Publicado 27 de febrero, 2011 en 9:54 pm | Permalink

    Con este artículo lo que puedo percibir es que las organizaciones ya no buscan un administrador tradicional, es necesario buscar un complemento entre una adecuada administración y el intraemprendedurismo, ya que un administrador tradicional puede llegar a paralizar e incluso a desaparecer una empresa por no buscar mejores métodos que aplicar en la organización, por otro lado el intraemprendedor por su espíritu está sujeto a muchos riesgos por lo que se hace necesario un poco de administración tradicional para saber como manejar, orientar y planificar todos los ideales de como llevar a la empresa al éxito.

  10. Jael FB
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 7:05 am | Permalink

    Existen varios temas importantes entre el proceso emprendedor vrs el coolaborador intraemprendedor, para ambo casos sigue siento un reto, personal y a nivel de la empresa.

    En Costa Rica son pocas las empresas que han aplicado un cambio relevante en su forma de tratar a esos empleados con especial talento, o bien son pocas las oportunidades de crecimiento para quien decida ser independiente, por la falta de recursos, la cultura sigue ligada hacia la empresa.

    Por lo anterior no estaria mal, replantear un programa para iniciar aplicar cambios radicales en las empresas, dando oportunidad para desarrollar en los administradores la formacion de intraemprendedores, y por que no, en los programas de las universidades.

  11. Sebastian Molina
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 10:08 am | Permalink

    Aun cuando el espiritu emprendedor ha sido durante decadas un tema atractivo para algunos investigadores, todavia hay muchas preguntas acerca de los emprendedores y del espiritu emprendedor; si vemos un aspecto medular de esta cuestion, su importncia radica en: la necesidad de entender este fenomeno, sus caracteristicas, y comenzar a difundir una cultura empresarial en la sociedad para proporcionar a las personas una opcion en sus vidas, mienras deciden y actuan en un proyecto mas importnte: su propio destino.

  12. Angie Abarca Alfaro
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 10:32 am | Permalink

    La persona emprendedora es la que tiene deseos de aprender pero también conlleva riesgos que debe afrontar el futuro con una actitud optimista, trabajar duro, metas claras y la pasión por lo que hace. Teniendo perseverancia ante los problemas, capacidad de recuperación de una derrota que te va asegurar el éxito porque aprende a levantarse y empesar de nuevo. La autodisciplina es la fuerza de voluntad para fortalecerte tú mismo para pagar el precio del éxito.

  13. Publicado 28 de febrero, 2011 en 10:42 am | Permalink

    La persona emprendedora es la que tiene deseos de aprender pero tambien conlleva riesgos el cual debe afrontar el futuro con una actitud optimista, trabajar duro y pasión por lo que hace, teniendo perseverancia ante los problemas, la capacidad de recuperarse de un derrota que te va asegurar el éxito aprendiendo a levantarse y empezar de nuevo. La autodisciplina te da la fuerza de voluntad para fortalecerte a ti mismo para pagar el precio del éxito.

  14. Publicado 28 de febrero, 2011 en 10:55 am | Permalink

    La persona emprendedora tiene deseos de aprender pero también conlleva riesgos el cual debe afrontar en el futuro con una actitud optimista, trabajar duro, claras las metas y la pasión por lo que hace. Perseverancia ante los problemas, capacidad de recuperarse de una derrota cuando aprende a levantarse y empezar de nuevo con la autodisciplina te das fuerza de voluntad a ti mismo para poder lograr tus objetivos pagando el precio del éxito

  15. jennifer sandoval al
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 11:06 am | Permalink

    Actualmente vivimos en un mundo cambiante y sumamente competitivo donde las empresas que no son innovadoras van a tener menos probabilidades de subsistir en el mercado ya que la competencia siempre va a estar mas dura de igual forma un gerente tiene que ser proactivo buscar siempre donde esta el negocio ir un paso adelante no esperar a que la crisis o el problema llegue a el para buscar soluciones lo ideal es inculcar el espíritu emprendedor en los colaboradores ya que ellos nos pueden aportar ideas tanto en las mejoras de procesos como en la innovación de productos o servicios crear una cultura de personas pensantes que aporten mas a la empresa.

  16. Richard Rojas Monter
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 11:53 am | Permalink

    El espíritu emprendedor se enfoca en la creación de nuevas empresas, esta materia es una motivación trascendental y relaciona el compromiso y el esfuerzo se les ofrece mayor autonomía mayores posibilidades de retener ese talento y de aplicarlo a favor a la adecuada transformación de su empresa, pienso que los miembros de cada organización deben de estar de acuerdo en que para lograr el éxito a largo plazo estas deben evolucionar, es un dilema ya que no se sabe si la organización debe permanecer y lo que debe cambiar o una organizaciones deben fijar adjetivos y definir procedimientos.

    Se considera un buen administrador a aquella persona que logra realizar estas actividades de forma ordenada y eficaz, el administrador no destaca por su capacidad para innovar, ni para tomar riesgos.
     

  17. Allan Salazar
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 1:38 pm | Permalink

    Hay cosas que nunca deben cambiar en una organizacion como lo son: los valores, principios y conductas que han estado desde la creacion de la empresa. Lo que se debe cambiar lo debe de decidir lol colaboradores.

    Las organizaciones deben lograr evolucionar sino se paralizan y desaparecen, deeben tener una transformacion e innovacion de productos y procesos,
    Loa administradores no estan orientados hacia el desarrollo, estan comodos con un nivel bajo de riesgo. Los emprendedores,retan el status, son diferentes.

  18. Kimberly Ureña Veneg
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 2:33 pm | Permalink

    Lo que mueve a un ser emprendedor es el deseo de independencia. Estos deben evolucionar en el largo plazo. Será muy útil llevar a cabo diversos ejercicios para aclarar el rumbo que debe seguir la firma, fijar objetivos y definir procedimientos. Después de un cuidadoso análisis y no pocas discusiones entre colaboradores, se logran unificar criterios, entre otros, los relativos a lo que debe permanecer y lo que debe cambiar. Las organizaciones que no logran evolucionar, se paralizan y desaparecen, Esta transformación se logra a través de dos tipos de cambios. Los incrementales se refieren a una evolución gradual, constante los cambios radicales son aquellos que implican un giro relevante La administración tradicional no está orientada hacia el desarrollo del espíritu emprendedor. El proceso administrativo implica fijar objetivos, planear, organizar, implementar y controlar; se considera que un buen administrador es aquella persona que logra realizar estas actividades de forma ordenada y eficaz. El emprendedor es de naturaleza distinta y suele retar el status quo, la orientación emprendedora en una organización consta de tres componentes Una organización emprendedora mostrará un mayor dinamismo, creará nuevas formas de hacer las cosas y enfrentará los riesgos con buena actitud, mientras que una organización cuya naturaleza no sea emprendedora, evitará desviaciones propias de las organizaciones que emprenden.

  19. Johanna Mora
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 3:03 pm | Permalink

    Un emprendedor es una persona que aprende de sus errores y sigue intentando hasta lograr consumar una idea o sueño en una realidad, y se puede ser emprendedor no solo haciendo empresa sino también trabajando dentro de esta, una organización emprendedora irradia energía y contagia su ilusión de cada día para lograr metas y generar compromiso con quienes lo rodean desempeñándose como líder en su grupo.

  20. Silvia BarbozaGarcia
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 7:50 pm | Permalink

    Para cualquier organizacion va ser de suma importancia las personas que tengan dentro de ella y que conformen los distintos puestos dentro de la empresa, entre mas emprendedora sea la persona mas eficiente sera en sus funciones y en el momento de lograr los objetivos de la organizacion.
    La caraceristica que puede tener una persona emprendedora es que siempre estan dispuestas al cambio y a las mejoras de la organizacion, ademas de eso se adaptan al mundo cambiante de hoy en día ya que por la globalizacion la competencia empresarial va a mil por hora, si no se esta atento se puede llegar a la quiebra.
    Segun la lectura anterior todas las cosas positivas que puede traer un emprededor va mas alla, ya que un emprendedor prevee el futuro , el no espera que algo malo suceda si no que es proactivo y puede innovar, ademas de eso asume riesgos.
    Es importante que los futuros profesionales y gerentes de las empresas comprendamos la diferencia entre el administrador y el emprendedor , que para ser una persona exito debemos cambiar nuestra forma de pensar , tambien la de actuar en nuestro trabajo y asi ser buenos emprendedores.

  21. Josue Cerdas Castill
    Publicado 28 de febrero, 2011 en 11:02 pm | Permalink

    Es muy importante que en una empresa tengan personas que sean emprendedores ya que esos emprendedores dentro de una organización ayudan a crecer económicamente a la empresa por sus ideas revolucionarias. Pero ese tipo de personas son independientes y con mayor autonomía logran desarrollarse más con su talento y así lograr más ganancias por estar comprometido crecer su empresa además para lograr el éxito tienen que una empresa hacer cambios que hagan evolucionar la empresa y sin olvidar las metas bien fijas y los valores de la empresa. Además la comparación de Administradores con intraemprendedores seria excelente tomar esas características y aplicarlas al mismo tiempo porque así lograría ser un mejor profesional aplicando esos métodos ya que así una empresa tiene más oportunidad de surgir.
    Y en una empresa de éxito tomar decisiones son difíciles pero hay que tomarlas y sin temor porque más bien tomadas las decisiones siempre van hacer con incertidumbre

  22. Karen Ureña Cordero
    Publicado 1 de marzo, 2011 en 3:51 am | Permalink

    Definitivamente, las personas que tienen un espiritu emprededor en la organización tienen motivación para obtener éxito en su independencia y así poder obtener el buen fruto de su esfuerzo y dedicación, sin dejar de lado la visión de cada uno con su empresa.

  23. Iris Bedoya Cabezas
    Publicado 1 de marzo, 2011 en 8:46 am | Permalink

    Para que una empresa tenga éxito es sumamente importante permitir que las personas desarrollen su espíritu emprendedor ya que ello le favorece a la organización. Esto lo logramos poniendo en practica varios aspectos importantes que debemos considerar, entre ellos esta cambiar de mentalidad ya que ello nos llevara a innovar en productos nuevos y a tener ideas diferentes que contribuye al éxito de la organización.
    Pero también es importante hacer cambios dentro de una organización, puede ser de dos formas ya sean incrementales o radicales, por ende va a traer o a mejorar de forma positiva en el ambiente que nos desarrollamos.
    Por lo tanto seamos personas con un espíritu emprendedor, dispuestas a generar cambios en nuestra organización teniendo una confianza plena de obtener excelentes resultados que lleven al éxito la empresa, y siempre tomando en cuenta nuestros valores, principios y creencias tanto en nuestra vida personal como profesional.

  24. Abraham Sibaja C.
    Publicado 1 de marzo, 2011 en 11:20 am | Permalink

    El espiritu emprededor es un talento que no se debe desperdiciar en ninguna empresa y las mismas deberian ser emprendedoras y hasta cierto punto arriesgadas ya que de la innovacion y trabajo depende su permanencia.
    Ahora bien no podemos tampoco tirarnos al vacio sin saber que algo nos va a agarrar, todas las decesiones conllevan un nivel de riesgo ya sea mayor o menor por lo que vale la pena hacer cambios ya que puede favorecer pero si debemos tener algo en que fundamentarnos para tomar la decision a ciegas jamas.

  25. Lucía Andrade Pérez
    Publicado 1 de marzo, 2011 en 11:55 am | Permalink

    Actualmente, las empresas se enfrentan a dos enormes retos: el de administrar bien su capital, y el de no estancarse en el mercado, tal como lo indica este artículo.

    El mundo de los negocios necesita cada vez más de emprendedores, con las características antes mencionadas: proactivos, innovadores y aceptadores de riesgo. Personas que puedan trabajar en equipo, por el bien de la compañía y no por el bien de ellos mismos, con capacidades de liderazgo y manejo de grupos; que brinden el empoderamiento necesario y faculten a sus empleados para lograr el éxito de la organización.

    Atrás quedaron los tiempos donde el jefe decidía lo importante de una compañía y sólo él tenía la razón, actualmente se ha demostrado que el capital intelectual de una compañía es irrepetible, lo cual le brinda un mayor valor. Actualmente nos pagan por pensar, por innovar, por ser diferentes.

    Las organizaciones que están estancadas, tienden a desaparecer; así funciona el entorno empresarial. Nadie es indispensable, y muchos emprendedores pueden poner en marcha un negocio como el suyo; y lograr el éxito. Nadie está a salvo.

  26. Fabricio Jimenez
    Publicado 1 de marzo, 2011 en 1:39 pm | Permalink

    Me parece una lectura de acualidad, las empresas tienen que realmente hechar un vistazo con lo que tienen dentro de la organizacion, que debe permanecer o a cuales individos debo tratar de mantener porque si bien es cierto no son todos los individuos capaces de realizar importantes cambios a beneficio de la empresa que de todas maneras tiene que administrar de forma dinamica, cambianto ante un mercado competitivo, si no despertamos otro lo hara y se posicionara de una manera mas rapida y nos ganara, no queremos ser perdedores pero para lograrlo tenemos que actuar, innovar y rescatar lo que realmente vale dentro de las organizaciones.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>